[Total: 1    Average: 5/5]

Goji (Lycium barbarum) es un arbusto que produce unas bayas que, según la medicina popular China, tienen una infinidad de propiedades beneficiosas para la salud, incluso dicen que son rejuvenecedoras.

En Europa es muy difícil encontrar bayas frescas de goji, no así las bayas deshidratadas, que se pueden encontrar en diversas tiendas y supermercados.

Semillas de goji

¿Cómo germinar las semillas de goji?

Hace unas semanas, vi en el supermercado unas cajas de goji muy baratas, 3,50 euros, así que compré una caja, me gusta el sabor de estas bayas y las consumo con los cereales del desayuno.

El otro día, mientras desayunaba se me ocurrió una freaky-idea. Al ver las bayas deshidratadas supuse que sus diminutas semillas estarían en un estado de conservación óptimo, así que pensé que podría extraer las semillas y plantarlas.

Para sacar las semillas dejé en remojo unas bayas durante tres días.
Una vez hidratadas y con la ayuda de unas pinzas, logré extraer bastante semillas de goji. Son semillas que tienen un aspecto muy similar a las del pimiento o tomate.

Finalmente, en un envase, en este caso un envase de humus israelí, planté las semillas en un sustrato de fibra de coco.
Como se suele hacer en todos los casos en los que las semillas son diminutas, las enterré a muy poca profundidad, coloqué el envase con las semillas de goji en un lugar con una temperatura media de unos 15º y tapado para evitar la pérdida de humedad.

Cinco días más tarde, los primeros brotes de goji han salido a la luz. Cuando estén un poco más grandes, las plantitas serán plantadas en macetas biodegradables y, una vez adaptadas al exterior, las plantaré en el jardín, no creo que tengan muchos problemas en aclimatarse al clima de la meseta madrileña.

FacebookAOL MailShare

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


*